lunes, 28 de enero de 2013

EL MUNDO DEL SIGLO XXI (desde 1989)


Apareció por primera vez el 23 de octubre de 1989. Sus fundadores fueron Alfonso de Salas, Pedro J. Ramírez, Balbino Fraga, Juan González y Melchor Miralles. Anteriormente denominado formalmente El Mundo del siglo XXI, tiene su sede en Madrid. Además de la edición general impresa de ámbito nacional, ha contado y cuenta con distintas ediciones regionales y locales. También cuenta con edición abierta en Internet denominada www.elmundo.es, cuyos contenidos no son exactamente los mismos que en la edición impresa, aunque desde el portal se puede acceder a una versión digital de la edición impresa a través de un quiosco virtual específico. La empresa editora de El Mundo es Unidad Editorial Información General, S.L.U., que es propiedad de Unidad Editorial, S.A., propietaria también del Grupo Recoletos, las cuales están participadas mayoritariamente por el grupo RCS Media Group (Rizzoli), que controla el diario italiano de mayor tirada, el Corriere della Sera, y que marca las directrices generales de acción.


Desde un principio este periódico siempre se ha dedicado a realizar importantes esfuerzos a la investigación periodística desvelando escándalos de corrupción política o casos de terrorismo de estado. Define su línea editorial como liberal. Es habitualmente crítico con los partidos socialistas y los nacionalismos periféricos, y próximo a los gobiernos conservadores.
Actualmente El Mundo es uno de los periódicos españoles que más importancia da a los artículos de opinión, algo comprobable en la cantidad de espacio que ocupa este género periodístico dentro del periódico. Las páginas de opinión hacen que un lector o una audiencia se identifique con esa forma o formas de interpretar la realidad, produciendo entre el lector y el medio una gran fidelidad. Dentro de las páginas de opinión de El Mundo podemos encontrar diversos géneros. El género editorial representa la postura del periódico ante determinados temas, tanto nacionales como internacionales. Concretamente, suelen aparecer dos editoriales, uno centrado en el ámbito nacional y otro en el internacional. Al ser la voz del periódico los editoriales no están firmados. Este género de opinión tiene una gran repercusión social.


En los comentarios sueltos o glosas el periódico aborda temas menores. Debido a su brevedad permite una gran diversidad en los temas y en las opiniones. Los sueltos pueden llevar nombre propio, como es el caso de Antonio Gala en La Tronera, seudónimos como Erasmo, o pueden aparecer directamente sin firmar.
En las columnas los comentarios personalizados pertenecen a colaboradores asiduos del periódico que expresan su opinión ante un hecho concreto. Los responsables de los contenidos de dichas columnas son exclusivamente sus autores. No siempre la opinión expresada en estos escritos coincide con la postura del periódico. En algunas columnas de este periódico, como Zoom, Comentarios Liberales o El Recuadro, cada día, uno de los colaboradores expone su opinión particular sobre un tema de actualidad. La mayor parte de las columnas se concentran en la sección de opinión, aunque en algunos casos también se encuentran fuera.
El apartado de cartas al director se refleja las opiniones de los lectores en torno a diversos temas. Se encuentran en la sección de opinión y no pueden exceder de 20 líneas mecanografiadas. Su número es variable, dependiendo de su extensión e interés y se ubican, normalmente en la parte inferior de la página, junto a la columna de comentarios liberales. Los domingos no hay cartas al director.


Las críticas suelen aparecer siempre en las mismas secciones, como: cultura, deporte, y televisión. El número de críticas en el periódico depende de la importancia de los acontecimientos. Destacan, entre otras, las críticas teatrales, taurinas, musicales, cinematográficas, literarias y deportivas.
En la sección de opinión de El Mundo siempre aparece un artículo de fondo, Tribuna Libre, escrito por un experto en el tema a tratar. Elementos a destacar serían los Obituarios, donde aparecen varios artículos de fondo, relatando la vida de personajes conocidos que han fallecido, o El Experto, en la sección de economía, en el que una persona experta en la materia opina sobre un tema concreto.
Además, son habituales dos tiras cómicas, la de Ricardo y Nacho y la de Gallego y Rey. Generalmente tratan temas de actualidad, sobretodo políticos, y se encuentran en la sección de opinión. Aunque no es lo habitual, podemos topar con alguna tira de humor negro. Los domingos, la tira cómica lleva la firma de Idígoras y Pachi.


Entre sus columnistas existe una cierta heterogeneidad. Las opiniones de algunos de sus articulistas sobre la Iglesia Católica, la monarquía o los valores conservadores (visible, por ejemplo, en las columnas de Antonio Gala, Federico Jiménez Losantos, Raúl del Pozo, Fernando Sánchez-Dragó, Arcadi Espada o Salvador Sostres) se alejan de la línea de periódicos netamente conservadores como ABC y La Razón. La periodista Elena de Regoyos defiende la teoría de que el objetivo de El Mundo es convertirse en el medio escrito de referencia de la derecha española desplazando a otros diarios conservadores.
En 2009 Amaya García Ortiz de Jocano resultó galardonada con el Premio Ortega y Gasset de periodismo en la modalidad de periodismo digital por el reportaje Clase de historia a pie de fosa, publicado en la web www.elmundo.es. En 2010, según las cuentas que Unidad Editorial, S.A. depositó ante el Registro Mercantil de Madrid, el periódico sufría una quiebra técnica debido al descenso de publicidad y de ventas. Por ello, el periódico tuvo que recibir un préstamo de su empresa matriz RCS MediaGroup por valor de 8,8 millones de €.


El 28 de mayo de 2012 la editora El Mundo firmó un ERE, con la justificación de la situación económica de la empresa ante el fuerte descenso de los ingresos publicitarios, y después de que la redacción lo aprobase por mayoría simple. Se respetó un preacuerdo anterior, lo que incluyó 142 salidas, de las cuales 113 de la redacción central de Madrid y delegaciones y las 29 restantes del departamento corporativo, documentación y revistas Magazine, Metrópoli, Yo Dona. Ese mismo mes, los trabajadores de El Mundo en Madrid llevaron a cabo una huelga para levantarse contra los directivos del diario que llevaron a cabo los despidos.
Unidad Editorial, S.A. mantuvo su política de existencia de ediciones regionales y locales. Se puede distinguir entre las ediciones regionales creadas en la última década del siglo XX, con capital propio, de las ediciones locales creadas en la primera década del siglo XXI, en la que firmó alianzas con otros medios de información locales ya existentes y de capital procedente del tejido empresarial local y regional.


A finales de dicha década empezaron con el cierre de muchas de las más de veinticinco de cabeceras regionales y locales vigentes con las que llegó a contar, dentro de la política empresarial de reestructuración del grupo de comunicación. El 8 de marzo de 2010 el Grupo Unidad Editorial, junto con otras empresas editoriales, lanzó el quiosco Orbyt, una plataforma digital de contenidos de pago destinada a todos los productos editoriales de dichas empresas, en la que además de contar con secciones específicas (cuatro para El Mundo), también se puede consultar la hemeroteca de todas las publicaciones, opinar, interactuar con la redacción y beneficiarse de promociones o descuentos exclusivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada